Quienes Somos?

YoganRock es música, sonido cautivador, melodías que combinan electrónica, new age y la evidente influencia del género rock. Lo acompañan elementos sinfónicos y sonidos de la naturaleza que le dan la bienvenida a letras y a una interpretación que cuentan historias conmovedoras. Música que nos lleva a elevarnos, al movimiento envolvente. Como una poderosa sanadora, el cuerpo y la mente toman protagonismo a su ritmo Suave pero firme, entre la adrenalina y lo sublime.

Yk y Beto (Yessica Ruíz y Gilberto Da Rocha) sus creadores, músicos, compositores y productores, mezcla de raíces Venezolanas, Portuguesas y Peruanas. Considerados por algunos “multidisciplinarios” por desarrollarse además como performers, acroyogis y meditantes, lo que ha sido en realidad la combinación que dio la perfecta cabida al estilo de vida que ahora comparten con todos.

En sus inicios llevaron por nombre Pragma, con lo que ganaron  un concurso en una emisora de música muy reconocida en Caracas – Venezuela. El tema fue tan apoyado por el público que se mantuvo dieciséis semanas en rotación y además formó parte de un disco promocional que contenía los temas mas sonados de la emisora. A finales de 2006, luego de un profundo proceso de refundación en el estilo y concepto de la agrupación, cambian de nombre a Aedea, una banda de Rock con evidentes influencias de diversos géneros como el pop, electrónico y sinfónico al incluir elementos corales y orquestales en sus arreglos. Todo un movimiento con el que lograron una de sus participaciones más notorias, siendo abridores de la famosa Banda chilena KUDAI. En el 2009 hacen el lanzamiento de su primera producción discográfica, con la que comienzan a promocionarse a nivel nacional e internacional, colocando dos sencillos como temas incidentales en una producción dramática de un reconocido canal, saliendo al aire por televisión abierta y por cable.

A lo largo del recorrido, en un principio acompañados de otros músicos y luego como duo, Yk y Beto siguieron profundizando en su proceso creativo, adquiriendo gran experiencia en el arte de la interpretación, ejecución y producción, tanto en su agrupación como realizando proyectos individuales y en conjunto como jingles para radio, temas incidentales y principales para televisión, música para marcas reconocidas, participando en producciones musicales de otros artistas y personajes destacados, grabando como músicos sesionistas, e incursionando en la producción musical para proyectos de danza contemporánea, conservando en todas estas facetas la escencia del rock, ésta siempre estuvo presente, en ese lugar especial donde la congruencia vá de la mano con el sentir del artista.

En el contenido de sus canciones se imprimen pedazos de sus vidas, con inspiración que ha venido de muchos lados, de años de experiencias pero más de vivencias. Sobrevivir a momentos álgidos los ha llevado a inspirarse sublimando emociones. De un accidente automovilístico se desprendió la letra de Vulnerable,  una canción hecha con el corazón, “donde puede el sentir por encima de la razón”. Desde entonces pudieron comprender que la música no sólo era su vida en esencia, sino que además podían sanar con ella.

En el 2014 llegando la maduréz musical nace Yoganrock. Un camino de más de 15 años en el mundo de la música y el acercamiento a otras disciplinas artísticas y espirituales como el yoga, las acrobacias y la meditación, como parte de un crecimiento personal que se dieron permiso de experimentar, que aumentó su sensibilidad y proyección para darle paso a la creación de su más reciente producción musical Luz y Sombra, un disco íntimo, con letras y melodías para hacer Alma, canciones inéditas, mantras y meditación activa guiada en la voz de su invitada especial Vanessa Vilchez, maestra certificada del Chopra Center.

Actualmente Yoganrock se encuentra promocionando Luz y Sombra, con la inteción de conectar con un público que aun no la conoce, además de seguir complaciendo a sus seguidores que los han acompañado a lo largo de su trabajo musical. Una puesta en escena con propuesta original, performances, meditación activa y diversos elementos, creando ambientes que combinan lo místico y lo enérgico, una experiencia sensorial para los espectadores. “Suave pero firme, entre la adrenalina y lo sublime”.