El ágata no es un mineral específico, sino un conjunto de variedades microcristalinas del cuarzo (sílice). En realidad, son variedades de calcedonia que presentan bandas de varios colores poco contrastados. La diferencia de colores aparece porque en cada zona la estructura y el número de inclusiones en la calcedonia varía, con lo que cambian sus propiedades.

El ágata se encuentra en rocas volcánicas cuyo tamaño puede variar desde milímetros a varios metros. Se caracteriza por presentar una serie de bandas concéntricas de colores similares, opacos y translúcidos, que recuerdan el corte de un tronco de árbol en sentido circular. Puede adoptar diversas formas y presentarse en muchas variedades. Es una roca dura y resistente a los reactivos químicos.

Existen algunas variedades, que en realidad son calcedonias con distintas inclusiones, como ágata dendrítica, ágata musgosa o piedra mocha, ágata de paisaje, ónix u ónice, ágata de fuego, sardónix o sardónica, ónix negro, entre otras. Reciben estos nombres por los colores y dibujos que forman sus bandas.

1. Chakra Raíz – El chakra de la raíz se encuentra en la base de nuestra columna vertebral y se corresponde con el color rojo. Este chakra se relaciona con nuestro instinto humano básico para la supervivencia, la seguridad y la estabilidad.

2. chakra sacro – El chakra sacro se encuentra justo debajo de nuestro ombligo en nuestra región abdominal inferior. El color de este chakra es un naranja intenso, saturado, y se refiere a la reproducción en un nivel físico, la creatividad y la alegría y las relaciones en un nivel emocional y nuestra energía y pasiones en un nivel espiritual.

3. chakra del plexo solar – Este chakra se encuentra encima del ombligo y directamente en nuestra área del estómago. Por tanto, el chakra del plexo solar juega un papel vital en la digestión y se ilumina de un color amarillo brillante. Este chakra se ocupa de crecimiento y se refiere a las cuestiones de la inteligencia, el poder personal, el control y la evolución espiritual.

4. Chakra del Corazón – El chakra del corazón se encuentra en el centro del pecho y gira con el vibrante color verde de la primavera. Este chakra es una de las herramientas más importantes de meditación para la limpieza y la limpieza de los desequilibrios espirituales. Las cuestiones clave relacionadas con el chakra del corazón son el amor incondicional, la compasión y el bienestar.

5. Chakra de la Garganta – Este chakra se centra en la garganta y emana una luz de color azul pálido. El chakra de la garganta gobierna nuestra capacidad para expresar y comunicar pensamientos e ideas claras. También se relaciona con la verdad, la madurez, la independencia y la capacidad de confiar en los demás.

6. Chakra del Tercer Ojo – El chakra del tercer ojo se coloca en el centro de la frente, el entrecejo. También conocido como el chakra de la frente, que gira en una tonalidad azul oscuro profundo saturado y nos ayuda a aprovechar nuestra guía interior y la visión divina. Este chakra se ocupa de desarrollar la claridad intuitiva, la liberación de emociones reprimidas y el logro de la auto-realización.

7. Corona Chakra – El chakra de la corona se encuentra en la parte superior de nuestra cabeza o en el área de la corona y se corresponde con el color violeta. El papel de este chakra se basa en el despertar de la conciencia y alcanzar la iluminación a través de la integración del mismo en la forma universal de la inteligencia.

LUZ y SOMBRA

La LUZ actúa en forma de onda electromagnética, la luz visible corresponde a una franja del espectro electromagnético de la luz. Cuando la luz incide sobre un material este absorbe parte de la energía de la luz.

En la SOMBRA se obtaculiza el paso de luz. Uno de tantos aspectos positivos en la sombra, por ejemplo: un árbol nos puede proveer sombra y nos protege de la radiación UV.

La meditación para equilibrar los chakras

 Según las teorías metafísicas orientales y principios de la medicina ayurvédica india, hay siete “chakras” o  centros  de  energía  integrados  que  se consideran  afectan  el  bienestar físico,  mental,  emocional  y espiritual.  Estos “discos” de  energía están  colocados o incrustados en la  columna vertebral en diversos lugares  que  empiezan  en  el  coxis  y  sube  a la corona de la cabeza.  Cada  chakra  es  considerado  para resonar a una frecuencia diferente de nivel.   La clave para desbloquear,  mover, y transformar tu energía para que puedas desarrollar al máximo tu potencial mental, físico y espiritual es sencilla:  la  percepción.
Δ
Sanar el chakra Raíz que influye en la identidad física, la estabilidad y la sentido de seguridad. LIBERA TUS MIEDOS
Sanar el chakra que influye en tu identidad emocional, creatividad, y deseo. DESPIERTA TU CREATIVIDAD
Sanar el chakra que influye en tu identidad del ego, fuerza personal, y ambición. DESCUBRE TU PODER
Sanar el chakra que influye en tu identidad social, el amor, y las relaciones. ÁBRETE AL AMOR
Sanar el chakra que influye en tu capacidad para expresarte y comunicarte, así como en tu integridad. DEJA QUE HABLE TU VERDAD INTERIOR
Sanar el chakra que influye en la imagen que tienes de ti mismo, tu intuición, y perspicacia. CONFÍA EN TU INTUICIÓN
Sanar el chakra que influye en el conocimiento de ti mismo, tu espiritualidad y conexión con lo divino. CONECTA CON LO DIVINO